Thursday, September 25, 2014

LAS 5 COMIDAS MAS IMPORTANTES DE MI VIDA POR RULO


1. Lentejas de mi madre, Lola. Todos decimos lo mismo, que nuestras madres cocinan muy bien y demás pero siempre que afirméis eso, acordaos, el mejor plato de vuestras viejas nunca podrá competir con las lentejas de la mía...

2. Arroz con cabritu, Llagar Panizales, Asturias. Recuerdo la primera vez que lo probé, creo que fue con Trancos y Pablo González. Al meter el primer bocado en la boca me empecé a reír nervioso. Experimenté la misma sensación que tenía de pequeño cuando empezaban los títulos de crédito de Operación Dragón: sabía que me esperaba un buen rato de placer. 

3. Chuletón de Casa Poli, Puertas de Vidiago, Asturias. Había oído hablar tanto de este sitio que no daba un duro por él, pensaba que era el típico restaurante para madrileños disfrazados de explorador. Por eso mi primera vez fue muy tardía, allá por 2007. Joder… ¡qué equivocado estaba! En este sitio se cumple la máxima de “cantidad es calidad”. Cuando te ponen ese chuletón delante piensas que es imposible terminárselo. Pues lo terminas, con chupito, café y después de los reglamentarios diez minutos de digestión, baño en las frías aguas del Cantábrico.

4. Cocido de Teresa, la madre de Dha Ni Fdz. Me gustan los platos de cuchara y he probado cocidos en los mejores sitios de Madrid: La Bola, El Malacatín, etc. Pues bien, estos cocidos son agua de fregar los baños del Charada comparados con el de Teresa. El despliegue de platos en la mesa es acojonante, no sabes si empezar por los encurtidos, por el repollo o dándole dos besos. Cuando sales de esa casa te sientes como un explorador del siglo XIX en África que tiene la suerte de ver todos los días las cataratas Victoria. 

5. Casadielles de mi tía Conchita. Para los que no sepáis que es una casadiella ahí tenéis el google. Mi tía hace las mejores del mundo. De hecho, si las vendieran en un bar de estos de magdalenas de Malasaña se convertirían en trending topic mundial, las comerían las blogueras, harían camisetas con la cara de mi tía y, quien sabe, puede incluso que HBO se interesara por la historia e hiciera una serie de ocho temporadas de mi tía en la cocina, interpretada seguramente por Meryl Streep.

1 comment:

Andrea Piñera said...

Me ha encantado el post, te recomiendo el cordero guisado y el cachopo de Kasa Koty si alguna vez te pasas por el pueblo de Quintueles, en Villaviciosa, Asturias.
andreapiri.blogspot.com.es